Agua de Frutas

¿Qué son las frutas?

En las zonas o regiones tropicales podemos encontrar gran cantidad y variedad de frutas, esto debido a la condición de temperaturas constantes y agradables durante todo el año. Cuando se piensa en la fruta, tenemos en mente la imagen de una piña, un dulce y delicioso mango, una refrescante sandía o patilla, todos estos frutos están caracterizados por poseer gran cantidad de agua.

La naturaleza no solamente nos regala frutos con abundante cantidad de agua en su interior, sino también nos regala los frutos secos. De este modo, cuando vayas al mercado y veas almendras, nueces o  avellanas, manís, etc., estos también son frutos pero que la naturaleza nos presenta en tamaños reducidos y con gran cantidad de aceites. Estos frutos son característicos de regiones con climas fríos.

La industria alimentaria aprovecha los beneficios que aporta la fruta a la salud y realiza las presentaciones de la fruta fresca deshidratada, que no debe ser confundida con los verdaderos y propios frutos secos.

El proceso mecánico de deshidratación de la fruta, permite que puedas llevarla contigo en excursiones, viajes, etc., sin necesidad de almacenarlas en cavas, pequeños refrigeradores, bolsas térmicas, pudiendo de esta manera llevar o tener siempre contigo un poco de fruta a la mano.

Como puedes ver, la madre naturaleza no deja desprovista al ser humano de alimentos en formas de fruta, durante cualquier temporada del año, ya vivas en países tropicales o países que presentan las cuatro estaciones.

Beneficios de la fruta

La frutas presentan gran cantidad de vitaminas entre las que podemos encontrar: vitamina A, vitamina C, vitaminas del complejo B. Quién en los momentos de resfriados no toma una tibia y agradable limonada; o para evitar los refriados y aumentar las defensas de nuestro organismo, come regularmente una deliciosa y jugosa naranja; o simplemente cuando se quiere perder peso se comen abundantes trozos de piña o se realizan bebidas en la que se combinan perfectamente la piña y el limón.

Las frutas son fuente de fibra. La fibra ayuda a mantener nuestro sistema digestivo en buen funcionamiento y ayuda a regular las funciones de nuestros intestinos. Nada mejor para ir regularmente al baño que comer diariamente grandes cantidades de diferentes tipos de frutas que podrás combinar a tu gusto en forma de ensaladas.

Las frutas son ricas en carbohidratos que se encuentran presentes en forma de azúcares como lo son la sacarosa, fructosa y glucosa. Dentro de este grupo de frutas tenemos la suculenta y dulce banana. De la misma manera, las frutas son fuente de sales minerales, proteínas y grasas.

Las frutas y la celebración navideña

En las fiestas navideñas, es común usar la fruta en la mayoría de los platos:

El pavo relleno con frutas secas y almíbar de frutas; los ponquecitos hechos con los jugos de naranjas y limones, la famosa ensalada César que lleva manzana cortada en pequeño trozos; la ensalada de gallina a la cual se le coloca piña o manzana cortada en pequeños cuadritos para dar ese toque agridulce a esta comida presente siempre en los platos navideños venezolanos, etc., en fin cantidades y variedades de platos alrededor del mundo festejando la navidad con frutos secos y frutos frescos.

En la estética se presenta la fruta

Las frutas son protagonistas en la industria cosmética, con ellas se realizan diversidad de fragancias que serán usadas luego para aromatizar perfumes, colonias, gel de baño, espumas de baño, jabones líquidos y jabones en barra, etc.

Se comercializan igualmente diversas mascarillas para el rostro elaboradas con frutas: coco, melón, kiwi, etc., dejando estas como resultado una piel del rostro limpia, fresca, saludable. Las diversas marcas de shampoo y bálsamo también promueven sus productos con base en la fruta: coco, almendras, limón, fresa, etc.

Existe igualmente en el mercado una gran cantidad de cremas hidratantes que usa las frutas como elemento fundamental de su preparación, es por este motivo que encontramos expuestos: cremas hidratante de durazno, crema hidratante para el cuerpo de almendra, crema hidratante pies y manos de frutos del bosque (mora, fresa, arándano, etc.).

Las frutas acompañan igualmente a las fábricas  que elaboran productos de limpieza y embellecimiento del hogar, es por eso que en distintos supermercados encontramos los jabones líquidos para lavar los vestidos con fragancias naturales de: limón, naranja, mix de frutas selváticas (fresa, mora), los suavizantes de ropa también se ven nutridos con este tipo de fragancias provenientes de la fruta. Los desodorantes ambientales hipoalergénicos utilizan las fragancias naturales de frutas para evitar o eliminar los malos olores del hogar.

Alejándonos un poco de las fábricas, es muy común que dentro de los hogares las personas preparen mascarillas para el cuidado de la piel en forma casera, inclusive tú en algún momento habrás realizado alguna que te habrá recomendado tu mejor amiga.

La mascarilla de cambur o banana es muy común y se obtiene fácilmente; sólo tienes que triturar muy bien este fruto, para eso puedes usar un tenedor, agregas una pizca de azúcar morena y mezcla hasta obtener una pasta suave y untosa, agrega unas gotas de limón para que no se ennegrezca, aplícalo al rostro suavemente, déjalo reposar y lava con abundante agua tibia. Resultado final: una piel limpia y fresca.

Agua de fruta casera: Agua de tamarindo

El Tamarindo es un fruto muy especial, tiene un sabor bastante fuerte y ácido, con el se pueden realizar recetas caseras como: helados y aguas verdaderamente refrescantes usadas en los tiempos de mucho calor.

Para elaborar esta agua necesitarás:

  • Alrededor de 250 gramos de Tamarindo.
  • Dos litros y medio de agua.
  • Una olla profunda de tamaño mediano.
  • Un colador.
  • Endulzante: Cuatrocientos gramos de tu endulzante favorito. Procura siempre que sea natural, evita el azúcar blanca porque es muy elaborada. Es aconsejable azúcar de caña o azúcar morena.

Debes pelar el Tamarindo, quita toda la cáscara marrón que la envuelve, también extrae las semillas que se encuentran al interno del fruto. Colócalas en remojo en un tazón de plástico por al menos media hora, para esto cubre al tamarindo con un sólo litro de agua. Transcurrido el tiempo de remojo coloca todo el contenido del tazón dentro de la olla y termina de agregar el agua restante, lleva a fuego medio y cocina hasta que esta pula esté bien blanda, suave.

Una vez blando el Tamarindo apaga el fuego, deja reposar unos diez minutos y luego lleva todo el contenido a la licuadora, licua hasta integrar todos los ingredientes, después pasa por un colador el líquido para eliminar toda la pulpa, vierte el líquido obtenido en una jarra de vidrio, agrega el endulzante de tu preferencia y sirve con abundante hielo.

Esta bebida se recomienda consumirla siempre en días muy calientes, es altamente refrescante y saludable ya que permite que la fatiga o cansancio desaparezcan una vez consumida. Buen Provecho.

Instagram has returned empty data. Please check your username/hashtag.

Instagram

Instagram has returned empty data. Please check your username/hashtag.

Gracias por visitarnos

Espero que te esté gustando mi blog sobre los diferentes tipos de agua para beber. Visita mis redes sociales si quieres estar atento a todo.

Raquel García Lozano