Agua de Jengibre

El jengibre es una planta originada en la India. El tallo de esta planta es subterráneo y se le denomina rizoma. El rizoma es lo que se conoce en el mercado como raíz de jengibre. Posee un sabor ligeramente picante y al mismo tiempo dulce y aromático.

Muy utilizado por la industria alimentaria y en gastronomía como parte de numerosas recetas y en la elaboración de platos tanto dulces como salados. De este modo realza el sabor de platos exóticos elaborados a base de mariscos y en la preparación de platos a base de carnes. Se puede utilizar rallado, en polvo o seco.

Además de los muchos atributos en el campo culinario, el jengibre es utilizado por sus propiedades medicinales, ayudando y contribuyendo al buen funcionamiento del aparato digestivo y respiratorio. Conozcamos un poco mejor esta interesante raíz, todas sus propiedades medicinales y valor nutritivo.

Beneficios del Jengibre

En el campo de la medicina, entre los muchos beneficios terapéuticos atribuidos a este tubérculo, tenemos que usualmente es empleado para elaborar los muy conocidos caramelos de jengibre que te ayudarán a aliviar las náuseas ocasionada por los mareos cuando realizas tus viajes ya sea en carro, autobuses, trenes, cruceros. Incluso si eres de las personas que durante sus viajes en avión sufre de mareos, estos caramelos te ayudarán muchísimo.

Con el jengibre se preparan infusiones que son utilizadas para aliviar dolores de estómago, indigestiones, diarreas, mejora la digestión ayudando al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo. Posee propiedades antiespasmódicas, reduciendo la flatulencia, cólicos, problemas de los ovarios, etc.

Al jengibre se le atribuyen propiedades antisépticas, analgésicas y antiinflamatorias, en donde es utilizado para el dolor de muela al igual a los clavos de olor. Mejora nuestro aparato respiratorio en casos de gripes, tos, ronquera, sinusitis, asma, dolor de garganta, infecciones de las amígdalas, etc., ayuda a prevenir y reducir los dolores de cabeza.

El jengibre es fuente de vitaminas, minerales, y en menor proporción grasas y proteínas. Entre las vitaminas que se encuentran en el jengibre encontramos, Vitamina C, Vitamina B6, Vitamina B9, Vitamina E,  potasio, magnesio. Al jengibre se le atribuye un gran poder antioxidante, porque ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y daños a nuestro organismo a causa de los radicales libres.

El jengibre es utilizado para perder esos kilos de más y nos ayuda a adelgazar de forma más rápida, simplemente realizando un té de jengibre y añadiendo el jugo de medio limón. Tomar esta infusión en ayunas y durante el día permite quemar grasas de tu cuerpo.

Usos culinarios de la raíz de jengibre

El Jengibre es utilizado dentro de los platos de cocina como uno de los aderezos más intensos. Además incluido en las ensaladas en finas rodajas puede suministrar a todas las hortalizas un sabor único, de igual manera si lo usas para estas pero en forma de aderezo.

Si lo usas para aderezar las carnes blancas como: el pescado, el pollo, lograrás dar ese toque explosivo de sabor e intensidad. Como nota curiosa y a manera de información culinaria te comento que uniendo pimienta y jengibre rallado o en polvo lograrás dar ese tono de picante y dulzor inigualables.

No se puede olvidar que las famosas galletas de navidad están hechas popularmente con Jengibre, ellas son un plato que forma parte de la tradición navideña. La puedes inclusive tener dentro de las favoritas cuando se trata de fiestas para los niños.

No olvides que si tú o alguna persona allegada a ti sufre de mal aliento, con sólo comer unas cuantas rodajitas de jengibre al día podrá mejorar notablemente su situación por su propiedad antibiótica.

Recuerda no abusar, el uso medido de todo permite estar libres de problemas.

Agua aromatizada refrescante de jengibre

Vas a  necesitar para esta agua aromatizada y refrescante:

  • Jarra de vidrio
  • Agua bien fría, un litro aproximadamente
  • Jengibre
  • Dos limones grandes
  • Hojas de menta  o hierba buena (seis hojas)
  • Hielo como un opcional
  • Endulzantes naturales: miel, azúcar rubia, azúcar morena.

Evita el uso de la azúcar refinada blanca.

Lava bien la raíz de jengibre, toma un trozo de esta, quita toda la piel que la recubre y cortarla en finas rodajas, el sabor intenso dependerá de la cantidad que uses.

Coloca el jengibre ya cortado en la jarra de vidrio y agrega los dos limones grandes que deberás también cortar en rodajas. Los limones deben estar bien lavados, no deberás quitar la concha. Prefiere siempre los productos agrícolas provenientes de agricultura biológica.

Agrega el endulzante de tu preferencia. Para aromatizar y enriquecer el sabor de tu agua de jengibre, añade dentro de la jarra seis hojas de menta o hierba buena, la que deberás desmenuzar con los dedos para obtener todos sus aceites aromáticos.

Agrega el litro de agua bien fría y con una cuchara de paleta mueve bien para que el endulzante se incorpore al líquido, y los limones y las hojas de menta o hierba buena desprendan sus jugos y aroma.

Antes de consumirla, es preferible dejarla reposar dentro de la nevera por un par de horas, así obtendrás una bebida refrescante y saludable.

Infusión de jengibre

Para obtener una refrescante agua de jengibre vas a  necesitar:

  • Olla de acero inoxidable
  • Colador
  • Jengibre (a tu elección la cantidad a usar)
  • Agua ( medio litro aproximadamente)
  • El jugo de medio limón
  • Endulzantes naturales: miel, azúcar rubia, azúcar morena

Evita el uso de la azúcar refinada blanca. No es buena para tu salud.

La raíz del jengibre deberá estar bien lavada, toma el trozo que deseas para realizar esta agua, deberás quitar toda la piel que la recubre y luego deberás cortarla en finas rodajas, el sabor intenso del agua de jengibre dependerá de la cantidad que uses.

En la olla de acero inoxidable coloca toda el agua y déjala hervir. Cuando rompa el hervor, agrega el jengibre previamente cortado en finas rodajas. Déjalo reposar por aproximadamente quince minutos. Posteriormente, cuela la infusión y endulza utilizando el endulzante de tu preferencia. Mezcla muy bien para que la miel o el azúcar se incorpore al líquido o infusión. De ser necesario calienta nuevamente tu infusión y aprovecha para agregar el jugo de medio limón. Puedes disfrutar de ella durante el día o después de las comidas, puesto que esta bebida natural refrescante y digestiva.

Instagram has returned empty data. Please check your username/hashtag.

Instagram

Instagram has returned empty data. Please check your username/hashtag.

Gracias por visitarnos

Espero que te esté gustando mi blog sobre los diferentes tipos de agua para beber. Visita mis redes sociales si quieres estar atento a todo.

Raquel García Lozano